No. Al no tener calorías no ejerce ninguna función sobre el peso corporal. Ni engorda ni adelgaza. Sin embargo, al beber antes de las comidas sí produce saciedad por lo que el consumo de alimentos será inferior.
La hora de la ingesta de agua no influye, pero sí es necesario que las personas adultas sanas consuman entre 1,5 y 2 litros de agua al día.
En el agua se encuentran diversos minerales como el calcio, mineral esencial para la formación de la estructura ósea; el potasio y el sodio, necesario para el intercambio en el medio celular e intracelular.